Artículos

zodiaco copiaJob 38.32. Mazzarot.  Esto es, las constelaciones del zodíaco. El Texto Masorético (TM) registra este hápax con circellus masoreticus (registro defectuoso). Su significado no es unívoco: LXX translitera Masouroz; VUL registra Lucifer = Resplandeciente (Venus, lucero del alba). Otros vierten Círculo o Corona (Borealis), otros, signos de los cielos, y la mayoría traduce planetas o constelaciones. Ante tal abanico, nuestro dilema queda resuelto con su transliteración y nota, advirtiendo que, dada la antigüedad del primer libro de la Biblia (2000 a.C.) y quizá del mundo, el akádico antiguo manzastu, luego manzaltu = constelaciones del zodíaco debe preferirse. La variante fonética, mazzalot →2 R.23.5, parece no hallar objección en ser traducida signos del zodíaco (VUL duodecim signis) pero muestra reservas cuando aparece directamente en boca de Dios. En este sentido, por cuanto el tema astronómico excede ahora a la obra, permítase decir que mediante el nombre dado a las estrellas →Sal. 147.4, unidas por trazos específicos, Dios plasmó en los cielos su Obra Redentora →He. 13.20 →Tit. 1.2, para enriquecer con detalles el proto-evangelio →Gn.3.15, de forma que las primeras generaciones nutrieran su esperanza →Gn.4.26, mediante un mensaje que, por su particular formato, llegó a ser ser oído sin palabras por toda la humanidad →Sal. 19.1-6. Este hecho se manifiesta en el propósito de las estrellas →Gn.1.14, señalando fiestas solemnes →Lv.23.2ss, anunciando en ambos advenimientos lo ocurrido →Nm.24.17 →Mt.2.2, 9-10, y por ocurrir →Jl.3.15 →Lc.21.25 →Mt.24.30. El conflicto y el triunfo del Cuerno de salvación, era ya proclamado 2500 años antes que la Escritura fuera recibida, y el mensaje del Evangelio era conocido y proclamado por los profetas desde el principio del mundo →Lc.1.69-71 →Hch. 3.21. El mismo apóstol Pablo confirma esta verdad cuando relaciona su predicación →Ro.10.17-18, con el anuncio de Isaías →53.1, y el relato celestial →Sal. 19.1-6. Que tales verdades astronómicas fueron pronto subvertidas en fábulas astrológicas →Gn. 11.1-9, no es de extrañar. ¿Cuál verdad no ha tratado de subvertir el Mentiroso? →Jn.8.44. ¿Qué luz no ha tratado de cegar? →2 Co. 4.4. Con la perversa astucia que lo caracteriza, Satanás no sólo ha desviado al hombre a una absurda astrolatría, sino que priva al creyente (quien debería examinarlo todo →1 Ts.5.21) de conocer una de las maneras →He.1.1, en que Dios, por nombres y trazos, se complació en mostrarnos: De qué forma los cielos relatan su gloria y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 

 

(La Biblia de las Américas)

¿Haces aparecer una constelación a su tiempo,
y conduces la Osa con sus hijos?
 
 

(La Nueva Biblia de los Hispanos)

¿Haces aparecer una constelación a su tiempo,
Y conduces (las estrellas de) la Osa con sus hijos?
 
 

(Nueva Versión Internacional)

¿Puedes hacer que las constelaciones salgan a tiempo?
¿Puedes guiar a la Osa Mayor y a la Menor?

 

 

(Reina Valera 1960)

¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos,
 O guiarás a la Osa Mayor con sus hijos?
 
 

(Reina Valera 1909)

¿Sacarás tú á su tiempo los signos de los cielos,
O guiarás el Arcturo con sus hijos?
 

(Biblia textual)

¿Sacarás a su tiempo Mazzarot,
O guiarás el Arcturo con sus hijos? 

Boton WEB Apps

 

 

Boton BTX3