Artículos

lapidación-300x189

 El Textus Receptus añade hasta 8.11 una tradición oral sobre el adulterio. En este pasaje, la evidencia de un origen que no pertenece al apóstol Juan es abrumadora. Está ausente en tan importantes y diversos manuscritos (mss.) como los Papiros 66, 75, códices Sinaítico y Vaticano, otros importantes códices y numerosos minúsculos. Los Códices Alejandrino y Efraimi Rescriptus son defectuosos en esta parte del cuarto Evangelio, pero es muy probable que ninguno de ellos contuviera este pasaje, pues una cuidadosa medición evidencia insuficiente espacio para incluir la sección en las páginas que faltan junto con el resto del texto. El pasaje está igualmente ausente en las más antiguas versiones orientales y georgianas y en algunos mss. armenios antiguos. En occidente, el pasaje es omitido en la versión gótica y en varios manuscritos del texto Latino Antiguo. Ninguno de los padres de la Iglesia griega cita el pasaje hasta el s.XII (Eutimio Zigabenus), y esto para comentar, precisamente su ausencia de los más confiables manuscritos del Nuevo Pacto. Cuando uno añade a este impresionante y diversificado listado de evidencias externas, la consideración de que tanto el estilo como el vocabulario de este pasaje difieren notablemente del resto del cuarto Evangelio (véase cualquier comentario crítico), interrumpiendo la secuencia entre 7.52 y 8.12ss., el argumento contra la autoría de Juan es conclusivo. Al mismo tiempo, la narrativa contiene evidencias de veracidad histórica, la cual, la convierte en una pieza de tradición oral que circuló en ciertas partes de la iglesia occidental y que fue subsecuentemente incorporada en varios manuscritos en diversos sitios. La mayoría de los copistas consideraron que interrumpiría menos la narrativa de Juan si fuera insertada después de 7.52, en tanto que otros la ubicaron después de 7.36, o después de 7.44, o después de 21.25, o después de Lc.21.30. Igualmente significativo, es que en muchos de los mss. que contienen el pasaje, éste se halla marcado por asteriscos, lo cual indica que, aun cuando los escribas lo incluyeron, estaban conscientes de su falta de credenciales satisfactorias. En oportunidades, se ha dicho que fue extraído deliberadamente del cuarto Evangelio pues podía ser interpretado en un sentido demasiado indulgente hacia el adulterio. Sin embargo, aparte del hecho de una total ausencia de ejemplos de extracción de pasajes por motivos de prudencia moral, esta teoría falla en explicar por qué los tres vv. preliminares →7.53–8.2, tan importantes y descriptivos del momento y lugar en que todos los discursos del capítulo 8 se expresaron, fueran omitidos con el resto. 

Boton WEB Apps

 

 

Boton BTX3