El órden original de la Biblia

Portada El orden originalDesde el Génesis de Moisés hasta el Apocalipsis de Juan, el Espíritu Santo mostró oportunamente Su Palabra a sus autores humanos, a fin de que el propósito de Dios alcance su objetivo y reconcilie todas las cosas en Cristo. La Escritura Sagrada fue revelada a los santos profetas, apóstoles y evangelistas, y sólo a ellos (y no otros) se les encomendó el texto y la conformación del Canon. Sin embargo, por increíble que parezca, la estructura de la Biblia llegó a ser distorsionada de su orden manuscrito original y subdividida, añadida y nuevamente “compaginada” en una forma burda, innecesariamente enrevesada y difícil de entender, siguiendo tradiciones basadas en prejuicios tendenciosos y en el reclamo absurdo de conjeturas y suposiciones que obedecen a intereses religiosos inconfesables y por ende… diabólicos.

 La forma original de la Biblia, en cambio, es maravillosamente sencilla. Su estructura interna muestra un patrón simétrico artísticamente diseñado: 49 autores en 49 generaciones escribieron los 49 libros de la Obra más excelsa divinamente creada y completada. Cual firma indeleble de su Autor, el número 49 muestra su preciosa relación completando la cosecha de sus frutos en 7 semanas de días (7 x 7), las 7 fiestas solemnes en 7 meses (7 x 7)  y el ciclo sabático en 7 semanas de años (7 x 7). Sus 22 Libros Hebreos y sus 22 Griegos convergen apoyándose en los 5 Libros de la Piedra Angular y Su Espíritu.

 Lamentablemente, hasta el día de hoy no existe una Biblia fielmente conformada. Ninguna Versión sigue el orden manuscrito original, ¡y esto es un hecho! Por fines exclusivamente comerciales, los editores bíblicos siguen favoreciendo el orden tradicional prefijado en la Vulgata Latina. Solo unos pocos se atrevieron a denunciar estas alteraciones de secuencia adoptadas por meras razones político-religiosas.

 Quien consciente de esta realidad nada hace, no debería suponerse lejos de la particular imprecación de Jeremías (48.10ª). Para quien lo hace bien y tañe con júbilo (Sal.33.3), le sorprenderá agradablemente, le resultará especialmente beneficioso entender la claridad con que las múltiples enseñanzas de la Biblia emergen como una única doctrina. 

 

descargar-pdf

Boton WEB Apps

 

 

Boton BTX3