Artículos

diexmozW

El Texto Masorético dice: "Malditos sois con maldición...", pero originalmente el Texto Hebreo registra: "Me habéis maldecido con maldición". Así los escribas, haciendo un "ligero cambio" consonántico convirtieron en activa la voz pasiva.

Las enmiendas de los Soferim. La Masorah (letra pequeña en los márgenes de los mss. hebreos), consiste en la concordancia de vocablos y frases destinadas a salvaguardar el texto sagrado. En determinadas partes de dichos mss, se halla al margen una adverten- cia que dice: Esta es una de las dieciocho enmiendas de los Soferim. En realidad, como veremos más adelante, las enmiendas hechas al Texto Original son más de dieciocho, pero se habla de este número como aquellas contenidas en la lista oficial. Aun cuando no figuran en ninguna de las listas especiales, las secciones § 25, 26, 27 y 28 muestran también pasajes marcados por la Masorah como enmendados. Estas enmiendas se lleva- ron a cabo en una época anterior a la era cristiana, y no pueden ser consideradas como variantes textuales, puesto que las respectivas notas marginales advierten que se trata de enmiendas. La mayor parte de ellas fueron hechas mediante el cambio de una sola letra, con lo que la alteración no luce tan grande. Un cuidadoso examen en estos pasajes muestra que el propósito de tales enmiendas se hizo por un equivocado sentimiento de reverencia, eliminando del texto ciertos antropomorfismos que se suponían ofensivos  a Dios y, por tanto, no debían ponerse en labios de los lectores, mientras que el texto primitivo era conservado en el margen. Sin embargo, desde la invención de la imprenta, los ejemplares impresos de la Biblia Hebrea presentan el texto sin las notas masoréticas destinadas a salvaguardarlo, con lo que el conocimiento de dichas enmiendas se ha perdido para el lector común. Ahora bien, como quiera que tales enmiendas afectan la figura antropomórfica, esto es, el atribuir a Dios acciones, pasiones o cualidades humanas, el editor decidió seguir la lectura del Texto Original, informando a pie de página. 

(Reina Valera 60) 

¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado.
Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.
Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.
 

 

(Reina Valera 09)

¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado.
Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias.
Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

(Nueva Versión Internacional)

 »¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando!
»Y todavía preguntan: “¿En qué te robamos?”
»En los diezmos y en las ofrendas.

Ustedes —la nación entera— están bajo gran maldiciónpues es a mí a quien están robando.

 

 (La Biblia de las Américas)

¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me estáis robando.
Pero decís: ``¿En qué te hemos robado? En los diezmos y en las ofrendas.
Con maldición estáis malditos, porque vosotros, la nación entera, me estáis robando.
 

 (La Nueva Biblia de los Hispanos)

¿Robará el hombre a Dios? Pues ustedes Me están robando.
Pero dicen: '¿En qué Te hemos robado?' En los diezmos y en las ofrendas.

Con maldición están malditos, porque ustedes, la nación entera, Me están robando.

 

 (Biblia Textual)

¿Robará el hombre a ’Elohim? ¡Pues vosotros me habéis robado!
Pero decís: ¿En qué te hemos robado? ¡En los diezmos y en las ofrendas!
¡Me habéis maldecido con maldición, porque vosotros, la nación toda, me estáis robando!
 

 

 

 

 
 

 

 

Boton WEB Apps

 

 

Boton WEB Donde Comprar